Torrijas al Horno

  • Receta de Torrijas

  • Torrijas Sevillanas

  • Torrijas con Anís

  • Torrijas con Vino

  • Torrijas con Crema


  • "Torrijas al Horno"

    Receta de Torrijas al Horno


    Y ahora os vamos a enseñar a preparar unas estupendas torrijas al horno, una forma diferente de preparar torrijas que resulta muy novedosa y que da un buen resultado. Te animamos a que la pruebes.

    Ingredientes:

    - Una bolsa de pan para torrijas
    - Leche, unos dos litros
    - Canela en polvo, un par de cucharadas
    - Azúcar, 6 ó 7 cucharadas
    - Canela en rama
    - Huevos, 3 o 4 grandes
    - Un poco de miel
    - Piel de naranja y limón




    Preparación:

    Esta receta es una peculiar forma de hacer torrijas, ya que en este caso vamos a hornearlas en lugar de freírlas, como se hace de forma tradicional. Ya verás que la preparación es similar a otras recetas de torrijas, así que si ya has preparado antes, no se será difícil hacer esta.

    El primer paso será poner a calentar la leche en un cazo amplio a fuego lento. Agregamos un trozo de piel de naranja y otro de piel de limón, que cortaremos bien fino usando un cuchillo bien afilado y con cuidado de no cortar la parte blanca. También le echamos el azúcar. Cuando hierva la apartamos y reservamos.

    En otro cuenco batiremos los huevos y reservamos hasta que los necesitemos. Ponemos el horno a precalentar a 170ºC. Y en otro cazo echamos la miel con un poco de agua, y ponemos a fuego lento hasta que se diluya un poco, momento en el que lo quitamos del fuego. Cuando la leche se haya enfriado un poco y el horno ya está a la temperatura que elegimos, coge el pan y mójalo en ella, por ambos lados, de forma que empape bien, pero sin que lleguen a romperse. Después pasa las rebanadas por el huevo batido y las colocamos en una bandeja forrada con papel especial para hornear. Mételas en el horno y hornéalas durante unos 25-30 minutos, comprobando que estén bien hechas antes de sacarlas.

    Cuando las saques, las dejas templar fuera del horno, y le añades por encima la miel diluida,, y las guardas en la nevera para que se enfríen, hasta el momento de comerlas.

    Esperamos que os haya parecido interesante esta estupenda receta.