Torrijas Sevillanas

  • Receta de Torrijas

  • Torrijas Sevillanas

  • Torrijas con Anís

  • Torrijas con Vino

  • Torrijas con Crema


  • "Torrijas Sevillanas"

    Receta de Torrijas Sevillanas


    Te presentamos una de las mejores formas de preparar las torrijas, las tradicionales torrijas sevillanas, todo un clásico de una de las ciudades con mayor tradición preparando torrijas. Una de las mejores recetas de torrijas sin duda. Os la recomendamos probar.

    Ingredientes:

    - Pan para torrijas, 350 gramos
    - Huevos, 3 o 4 grandes
    - Clavos, un puñado
    - Vino blanco, medio litro
    - Agua
    - Miel, medio kilo
    - Aceite de oliva




    Preparación:

    Esta forma de preparar las torrijas es la que se prepara de forma tradicional durante la Semana Santa sevillana, donde hay una gran tradición preparando este dulce. Es una forma de prepararlas estupenda, porque tienen un sabor y textura únicas. Vamos a explicaros el proceso paso a paso.

    Las cantidades que vamos a emplear son aproximadas para hacer un paquete de pan especial para torrijas, de los que podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado en las fechas cercanas a la Semana Santa. Si vais a hacer mayor o menor cantidad, ajustadlos con esas proporciones, aunque realmente las podéis cambiar en función de que os guste con más o menos cantidad de miel o de vino.

    Para empezar vamos a poner a calentar un cazo con la miel, un vasito de agua y un puñado de clavos (la especia), y lo dejamos hasta que se diluya la miel y quede de forma más liquida. Por otro lado coge un recipiente amplio y mezcla el vino con un vaso de agua. Y en un bol grande bate los huevos. Y por último pon una sartén con aceite de oliva virgen extra a calentar.

    Una vez que el aceite está caliente tenemos que mojar las rebanadas en el vino rebajado con agua, bien empapado para que coja sabor, pero sin que se nos rompa el pan. Lo pasamos después por el huevo batido, escurrimos y echamos a la sartén. Fríe todas las rebanadas bien por ambos lados, y al sacarlas las vas colocando en un recipiente amplio hasta que se templen un poco.

    Cuando acabes de freír todas las torrijas las pasas por la miel y las vas colocando en el recipiente donde las vayas a guardar. Según las quieras con mayor o menor cantidad de miel, las puedes guardar así y luego servir con la miel aparte, y que cada uno se sirva la que quiera.

    Espera a que se enfríen bien para comerlas, ya que así estarán más ricas, porque además los sabores se habrán mezclado mejor. Como ves no es demasiado complicado preparar estas estupendas torrijas sevillanas, una verdadera delicia.